¿Qué es Gestalt?

Qué es GestaltLa Terapia Gestalt, como terapia humanista  que es, tiene en cuenta la totalidad de la persona, es decir, su parte emocional, corporal, mental y espiritual. Integrar y equilibrar estas cuatro dimensiones de la persona y proporciona mecanismos para vivir en armonía entre el sentir, pensar y hacer.

El terapeuta no da soluciones, si no que acompaña a la persona con la finalidad de despertar la toma de consciencia. Es un proceso de descubrimiento y aprendizaje en el que la persona se responsabiliza más de su propia vida y le permite identificar las conductas que la limiten y acceder a sus propios recursos.

En el proceso de Psicoterapia Gestalt la persona va desde el apoyo externo, en que depende de los demás para que la aprueben y la valoren, hacia el autoapoyo en que se valora y aprueba la persona misma y se relaciona con los demás, en vínculos de igualdad, responsabilidad y libertad.

La Gestalt invita a que cada cual sea sí mismo y se acepte a sí mismo, en vez de acomodarse a lo que los demás esperan de uno.

¿Qué puedes conseguir?


  • Profundizar en el conocimiento de ti mismo y mejorar tu autoestima.
  • Descubrir e incrementar tu potencial.
  • Aprender a reconocer y gestionar mejor tus emociones.
  • Cerrar situaciones del pasado que interfieren en tu presente y que te restan energía vital.
  • Identificar cuales son tus patrones de conducta para afrontar de forma más llena y satisfactoria tu presente.
  • Resolver los malestares (ansiedad, miedos, inseguridades, etc.) y afrontar les crisis (separaciones, cambio vitales, etc.).

¿Cuándo te recomiendo Terapia Gestalt?


  • Si deseas conocerte más profundamente.
  • Si necesitas incrementar tu autoestima, aprender a quererte más y aceptarte.
  • Si quieres tener mayores herramientas de comunicación.
  • Te encuentres ante un bloqueo Emocional: tristeza crónica, estrés, ansiedad, miedos, dudas, obsesiones, duelos no superados,
  • No puedes establecer y /o mantener relaciones amorosas o de amistad, has tenido múltiples rupturas amorosas o eres incapaces de establecer un vínculo afectivo íntimo.
  • A ti y a tu pareja, si queréis mejorar vuestra relación y comunicación a través de Terapia de pareja

Amplia la información en los distintos ámbitos:

Terapia grupal »

 

Si quieres conocer más acerca de la Gestalt puedes consultar sus bases y sus mandatos.

  • Las bases de la Terapia Gestalt

    1. El aquí y ahora. El pasado ya no existe el futuro aún no es. El presente permite actuar, en lugar de imaginar y anticipar.
    2. La responsabilidad no es un deber, es un hecho. Somos responsables de nosotros mismos queramos lo o no. Cada uno somos responsables de nuestra vida y no estamos en el mundo para llenar las expectativas de otros (padres, parejas, hijos…) ni los otros para llenar las tuyas.
    3. El terapeuta es su propio instrumento en la terapia.
    4. Confianza básica en la rectitud de nuestra propia naturaleza, sin manipularnos a nosotros mismos o a los demás. Tampoco negando los sentimientos negativos o del dolor.
    5. Desprecio por las explicaciones, interpretaciones, justificaciones y la actividad conceptual en general.
    6. El darse cuenta es la capacidad que tiene todo ser humano para percibir lo que está sucediendo dentro de sí mismo y en el mundo que le rodea. Es la capacidad de comprender y entender aspectos de sí mismo, y situaciones o cualquier otra circunstancia o acontecimiento que se produzca en su mundo.
    7. La comunicación en primera persona (yo quiero, yo necesito, yo opino…). Hablar de “para qué” y no del “por qué”.
    8. Las polaridades. En Gestalt, el sistema de opuestos se denomina polarización. (Ej. polaridad fortaleza/debilidad, extroversión/introversión, simpatía/bordería). Todos tenemos polaridades, es importante darse cuenta y definirlas para poder integrarlas.

  • 
Los mandatos que reflejan mejor esta psicoterapia

    1. Vive ahora: preocúpate del presente más que del pasado o futuro
.
    2. Vive aquí: relaciónate más con lo presente que con lo ausente.
    3. Deja de imaginar: experimenta lo real
.
    4. Abandona los pensamientos innecesarios; más bien siente y observa
    5. Prefiere expresar antes que manipular, explicar, justificar o juzgar
.
    6. Entrégate el desagrado y al dolor tal como al placer; date cuenta.
    7. No aceptes ningún otro “debería” más que el tuyo propio: no adores a ningún ídolo.
    8. Responsabilízate plenamente de tus acciones, sentimientos y pensamientos.
    9. Acepta ser como eres.